La empresa británica OMass Therapeutics ha anunciado una financiación Serie B de 90 millones de euros (75,5 millones de libras esterlinas) para financiar el desarrollo de moléculas pequeñas contra los llamados objetivos «intratables», incluido uno conocido como Quench Bio embolsado el año pasado.

En 2020, Quench Bio capturó la imaginación de los inversores con la ambición de la empresa estadounidense de desarrollar una nueva clase de medicamentos antiinflamatorios. La puesta en marcha tenía como objetivo bloquear la proteína gasdermina D, que se ha relacionado con una variedad de enfermedades, como la artritis reumatoide, la esclerosis múltiple y la esteatohepatitis no alcohólica (NASH). Desafortunadamente, el sueño de Quench Bio llegó a su fin el año pasado después de que la compañía decidiera que el objetivo era inalcanzable y cesó sus operaciones.

Sin dejarse intimidar por la experiencia de Quench, el jugador británico OMass Therapeutics recaudó una ronda de Serie B de 90 millones de euros esta semana para financiar su propia oportunidad en Gasdermin D.

Las ganancias de la ronda avanzarán en la tubería de OMass hacia las pruebas de la Fase I. Los cinco programas principales incluyen un bloqueador de Gasdermin-D para enfermedades inflamatorias, así como tratamientos para el trastorno genético hiperplasia suprarrenal congénita, enfermedad inflamatoria intestinal, formas de epilepsia y lupus.

En el descubrimiento tradicional de fármacos, los investigadores a menudo prueban moléculas candidatas en proteínas en un entorno aislado, lejos de la célula. La desventaja de esta configuración es que no refleja con precisión lo que sucede en la celda. Alternativamente, los medicamentos pueden probarse en proteínas en su entorno natural en las células, pero el complejo ecosistema de proteínas en la célula dificulta la medición de los efectos de los medicamentos.

OMass supera estos desafíos al extraer la proteína objetivo de la célula junto con otras proteínas que normalmente interactúan con ella. Luego, la compañía utiliza una técnica llamada espectrometría de masas nativa para ver cómo un fármaco afecta el comportamiento de las proteínas. Este enfoque permite que OMass evalúe el fármaco en un contexto más natural mientras mide el efecto del fármaco más fácilmente en comparación con los análisis tradicionales de células enteras.

«A pesar de la recesión en los mercados públicos, creemos que existe un interés significativo en la inversión privada en empresas con plataformas o instalaciones de descubrimiento de fármacos diferenciadas.dijo Rosamond Deegan, CEO de OMass.

La tecnología de descubrimiento de fármacos de OMass facilita el estudio de proteínas grandes llamadas receptores acoplados a proteína G (GPCR), que se encuentran en la superficie de las células y son difíciles de detectar en el laboratorio. Además, la técnica puede proporcionar la clave del éxito donde fracasó Quench Bio con Gasdermin D. Según Deegan, los métodos originales de detección de fármacos de Quench dieron la impresión engañosa de que el fármaco de la empresa bloqueaba directamente a Gasdermin D. Esta idea fue posteriormente refutada; La droga de Quench probablemente funcionó a través de un proceso indirecto.

«Esto subraya la ventaja clave y la importancia de la capacidad técnica de OMass para detectar y evaluar la unión y función directas, en lugar de depender de pantallas que corren el riesgo de detectar compuestos que actúan a través de un mecanismo indirecto.‘, agregó Deegan.

La financiación de la Serie B de OMass se produce dos años después de que la empresa cerrara una ronda de la Serie A de 50 millones de euros a principios de 2020. La compañía no está sola en su búsqueda para abordar objetivos proteicos difíciles; El jugador estadounidense Crinetics se encuentra en la fase I del desarrollo de un tratamiento para la hiperplasia suprarrenal congénita que bloquea el mismo objetivo que OMass. No obstante, OMass confía en que su candidato se destacará al permanecer en el objetivo más tiempo que la competencia.

Otro jugador en el espacio GPCR para observar es Confo Therapeutics, que también tiene como objetivo mejorar el proceso de detección de fármacos utilizando estas proteínas. El año pasado, la biotecnología belga inició una colaboración con Regeneron para desarrollar conjuntamente medicamentos de anticuerpos para objetivos GPCR no revelados.

28 de abril de 2022: técnica OMass corregida a espectrometría de masas nativa

Foto de portada sobre Elena Resko

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí