Se avanzó poco en las conversaciones en Ginebra destinadas a alentar a los países a establecer nuevos objetivos para proteger la vida silvestre.

ambiente


29 de marzo de 2022

Deforestación en Filipinas

Deforestación en Palawan, Filipinas

Roland Nagy / Alamy

Dos semanas de negociaciones para redactar un nuevo acuerdo global para revertir la pérdida de vida silvestre y hábitat terminaron en una «gran decepción» después de que los países no lograron ponerse de acuerdo sobre nuevos objetivos de biodiversidad.

Funcionarios de 195 países se reunieron en Ginebra, Suiza, para discutir el Marco Global de Biodiversidad posterior a 2020, una nueva misión y un conjunto de 21 objetivos sobre todo, desde expandir áreas protegidas hasta detener la pérdida de biodiversidad. Pero no pudieron estar completamente de acuerdo con ninguno de los objetivos o la misión general.

Eso significa que una cumbre de biodiversidad de la ONU para acordar el acuerdo final en Kunming, China, ahora se pospone oficialmente por cuarta vez. como Científico nuevo recientemente informado, ahora está programado para finales de agosto. Se llevará a cabo una reunión de negociación adicional en Nairobi, Kenia, a partir del 21 de junio, para tratar de encontrar avances en el acuerdo. El borrador del acuerdo acordado en Ginebra está lleno de corchetes, lo que significa que los países aún tienen que ponerse de acuerdo.

«Es cierto que el progreso ha sido muy lento», dice Guido Broekhoven, del grupo conservacionista WWF International. Él dice que es preocupante que los elementos clave no se hayan acordado, pero dice que ha habido algún progreso en la misión general del nuevo acuerdo, que equivale a un compromiso «amigable con la naturaleza» para detener y revertir la pérdida de biodiversidad para 2030.

También hay señales prometedoras de que los países se acercan a un acuerdo sobre el objetivo de proteger el 30 por ciento de los océanos y la tierra del mundo para 2030, dice Sue Lieberman de la Sociedad de Conservación de la Vida Silvestre. Eso sería un aumento desde ahora del 16,4 por ciento para la tierra y del 7,74 por ciento para los océanos. Otro aspecto positivo es que los países ahora «poseen» el borrador del texto y hay una idea clara de cómo podría ser el acuerdo final, agrega Lieberman. «Si te gusta la caridad, podrías decir que va en la dirección correcta», dice.

Gran parte de las conversaciones en Ginebra se estancaron cuando los países expresaron sus posiciones en lugar de tratar de acercarse, dice Brian O’Donnell de Campaign for Nature, una coalición de más de 100 organizaciones conservacionistas. «Es una gran decepción que estemos aquí con dos años de retraso en el proceso y aún nos sintamos muy, muy lejos de llegar a un acuerdo», dice.

El nuevo dinero para los países de bajos ingresos para financiar proyectos de conservación fue un punto conflictivo en las conversaciones. El borrador exige que los países de mayores ingresos asignen $ 10 mil millones adicionales al año para financiar la conservación en los países más pobres. Pero la investigación del grupo de O’Donnell sugiere que la cifra debe estar más cerca de los 60.000 millones de dólares al año para ser efectiva, mientras que un grupo de países, incluidos Brasil e India, han solicitado una financiación que eventualmente ascendió a 700.000 millones de dólares al año.

En general, Broekhoven dice que está «muy preocupado por la falta de urgencia» en las conversaciones. O’Donnell dice que se necesitará un compromiso político de alto nivel, incluso de los jefes de estado, en Nairobi para evitar que se repita el «eslogan» de las últimas dos semanas.

Más sobre estos temas:

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí