Una mancha solar que «despertó de entre los muertos» la semana pasada, estallando en una llamarada solar de tamaño mediano junto con una eyección masiva de plasma, también iluminó el cielo del norte con luces brillantes. Una imagen impresionante del efecto mostraba la aurora que parecía llover a través de las nubes sobre Islandia.

Los rayos de esta aurora brillaron cerca de la cascada de Goðafoss, que está a unos 45 minutos de Akureyri, la segunda ciudad más grande de Islandia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

dieciseis − quince =