QfZPSWzyfEXRWo3iLRMqEK

Similar a la película de fantasía prehistórica de culto de 1981, la NASA está trabajando en su propia «Búsqueda del fuego» para comprender mejor cómo funcionan las llamas en el espacio.

La agencia encendió unas 1.500 llamas como parte de seis investigaciones a bordo de la Estación Espacial Internacional como parte del proyecto de larga duración Combustión avanzada a través de experimentos de microgravedad (ACME). El objetivo del proyecto, iniciado en 2017, era utilizar el entorno de microgravedad para comprender mejor la física, la estructura y el comportamiento de las llamas.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

19 − 2 =