La primera imagen de campo profundo del cosmos capturada por el Telescopio Espacial James Webb (JWST) ha permitido a los científicos estudiar la luz tenue, casi fantasmal, de las estrellas huérfanas que existen entre las galaxias en los cúmulos de galaxias.

Estas estrellas, que no están unidas gravitacionalmente a las galaxias, están siendo arrancadas de sus hogares y a la deriva hacia el espacio intergaláctico por las enormes fuerzas de marea generadas entre las galaxias en cúmulos. La luz emitida por estas estrellas huérfanas se llama luz intracúmulo y es tan débil que es solo un uno por ciento tan brillante como el cielo más oscuro visto sobre la Tierra.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí