Pero el informe de la ONU advierte que cultivar suficientes cultivos para eliminar cantidades significativas de dióxido de carbono requerirá vastas áreas de tierra. Esto podría entrar en conflicto con los esfuerzos para producir alimentos para una población en crecimiento y ejercer una presión adicional sobre las especies animales y vegetales. Un estudio encontró que convertir suficiente tierra para evitar un calentamiento de 2°C podría cambiar el rango de una mayor proporción de especies de aves europeas que un calentamiento de 4°C debido al cambio climático.

Numerosos grupos, incluida la Iniciativa Trillion Trees, también han destacado el potencial de plantar árboles como una forma de combatir el cambio climático. Varias regiones y organizaciones permiten a los propietarios de tierras y empresas comprar y vender compensaciones de carbono como parte de dichos esfuerzos.

El informe encuentra que la replantación de árboles en áreas anteriormente boscosas tiene varios beneficios. Pero plantar árboles donde no crecen naturalmente puede tener efectos adversos en el medio ambiente, advierte.

El cultivo de árboles en pastizales abiertos naturales puede reducir el flujo de agua en los arroyos y aumentar la intensidad de los incendios. Incluso puede contribuir al calentamiento global, ya que los pastos reflejan más calor que los bosques. Del mismo modo, el drenaje de turberas para plantar árboles puede liberar grandes cantidades de gases de efecto invernadero de estos ricos sumideros naturales de carbono.

Para garantizar que estos enfoques eliminen de manera confiable los gases de efecto invernadero y minimicen los efectos adversos, se debe considerar cuidadosamente el contexto y las condiciones locales, señalan los autores. Las conclusiones también subrayan la importancia de seguir una variedad de enfoques de eliminación de carbono, incluidos nuevos métodos tecnológicos como la captura directa de aire y el uso de diferentes tipos de minerales.

Cada vez es más claro que el mundo necesitará eliminar grandes cantidades de gases de efecto invernadero en las próximas décadas, y que aún no sabemos cómo hacerlo de manera rentable, efectiva o confiable a la escala requerida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí