Cuando comenzó el mes de abril, nuestro cielo vespertino estaba completamente desprovisto de planetas brillantes; esa fue más o menos la historia de la primera mitad de este mes. Pero eso cambiará a medida que avancemos hacia la segunda quincena de abril.

Irónicamente, ese planeta vespertino, que será claramente visible justo después de la puesta del sol, a menudo se ha citado como el más difícil de ver a simple vista de los cinco planetas más brillantes: Mercurio.



DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

14 + doce =