Tradicionalmente, las empresas y sus inversores generalmente solo se han preocupado por el resultado final. Sin embargo, en los últimos años, un número creciente de partes interesadas han expresado que las empresas tienen la responsabilidad de abordar también los problemas sociales y ambientales. Este cambio de pensamiento ha llevado a la aparición de iniciativas ESG (ambientales, sociales y de gobernanza).

Empresas de todos los tamaños, desde transnacionales hasta nuevas empresas, están comenzando a adoptar iniciativas ESG y muchas están viendo una sorprendente variedad de resultados positivos. Por ejemplo, al aumentar la eficiencia energética, las empresas no solo reducen su huella de carbono, sino que también ahorran dinero en las facturas de servicios públicos. Además, al invertir en tecnologías ESG, capacitación de empleados y desarrollo profesional, las empresas están experimentando una disminución de los ingresos y un aumento de la moral.

Finalmente, al colaborar con las comunidades locales y considerar el impacto social general de su negocio, las empresas pueden generar buena voluntad y crear un modelo comercial más sostenible que esté mejor integrado con el mundo que las rodea.

A medida que más empresas globales adoptan iniciativas ESG, está claro que esto no es solo una tendencia, es el futuro de los negocios.

Cómo ESG está cambiando la industria minera

Minería ESG es una forma nueva e innovadora de extraer minerales y metales. A diferencia de los métodos de minería tradicionales, que pueden diezmar el medio ambiente y dejar la tierra inutilizable o insostenible, los métodos de minería ESG están diseñados para minimizar el impacto ambiental, reducir el consumo de energía y recursos, y mejorar la eficiencia de la minería. Aumentar la minería en la ubicación respectiva.

La industria minera ha sido criticada durante mucho tiempo por su impacto ambiental y social. Sin embargo, en los últimos años, muchas empresas han tomado medidas para mejorar su desempeño ESG. Una forma de implementar la minería ESG es aumentar su transparencia y divulgación en torno a cuestiones clave como el uso del agua, el uso de la energía y las emisiones de gases de efecto invernadero. Las asociaciones industriales también han trabajado para mejorar sus relaciones con las comunidades locales ygente indígena.

Además, muchas empresas ahora están utilizando la tecnología para desarrollar prácticas mineras más sostenibles. Por ejemplo, algunas empresas están utilizando drones para mapear posibles sitios mineros, lo que reduce las tasas de deforestación. Otras empresas están utilizando nuevas tecnologías de Industria 4.0 para extraer minerales de manera más eficiente, utilizando menos agua y energía.

A medida que la industria minera siga adoptando métodos ESG, sin duda se volverá más sostenible y responsable.

Liderazgo en energía y fabricación con ESG

A medida que el mundo se enfrenta al cambio climático, muchas empresas están respondiendo al llamado de una mayor sostenibilidad. En el sector energético norteamericano, por ejemplo, la energía eólica ha superado al carbón y la energía nuclear en el rendimiento energético, y las grandes empresas energéticas están buscando fuentes de energía con bajas emisiones de carbono.

Mientras tanto en producción, 70 por ciento de los fabricantes habrá invertido en herramientas de software que apoyen la sostenibilidad para 2024. Estas tendencias indican que las empresas están considerando cada vez más los principios ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG). Al hacerlo, no solo ayudan a proteger el planeta, sino que también se posicionan para prosperar en una economía global cada vez más sostenible.

El impacto en el envío y el transporte.

No es ningún secreto que la industria del transporte marítimo y el transporte ha sido históricamente uno de los peores culpables en lo que respecta a la contaminación. Sin embargo, en los últimos años ha habido un cambio a medida que más empresas de la industria adoptan las tendencias ambientales, sociales y de gobierno corporativo (ESG).

Esto incluye una amplia gama de iniciativas, desde la reducción de emisiones y la inversión en energía limpia hasta la mejora de las condiciones de trabajo y el apoyo a las comunidades locales. Y eso no es solo palabrería: estas empresas están viendo resultados reales. Por ejemplo, Maersk, la compañía naviera más grande del mundo, se ha fijado como meta Conviértase en carbono neutral para 2040.

Y gracias a las inversiones centradas en ESG, la empresa está en camino de lograr ese objetivo. A medida que la industria del envío y el transporte adopte cada vez más ESG, podemos esperar cambios aún más positivos en los próximos años.

Cambios verdes en ropa y textiles

Dos de los nombres más importantes en la industria de artículos deportivos, Nike y Adidas, también han logrado avances significativos en iniciativas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG). Nike se ha centrado en reducir sus residuos y utilizar energías renovables en toda la línea de producción siempre que sea posible.

Del mismo modo, Adidas ha creado una cadena de suministro más ecológica y se ha comprometido a hacerlo para 2025 nueve de cada 10 productos adidas está hecho de materiales sostenibles. Como resultado de sus esfuerzos, ambas empresas han sido reconocidas por las principales agencias de calificación ESG. Si bien todavía hay espacio para mejorar, Nike y Adidas están sentando un fuerte precedente para que las sigan otras empresas textiles y de moda.

Los inversores buscan soluciones más ecológicas de las empresas

A medida que las industrias globales se vuelven cada vez más conscientes del medio ambiente, las partes interesadas también están considerando cómo se representan los ESG en sus carteras de inversión. Como resultado, cada vez más dueños de negocios también están considerando los aspectos ambientales al desarrollar estrategias de crecimiento empresarial.

Esta tendencia está siendo impulsada por una serie de factores, incluida una mayor presión por parte de los inversores y los consumidores. De hecho, un estudio reciente de Gartner encontró que el 85 por ciento de los inversionistas consideran factores ambientales, sociales y de gobernanza (ESG) al tomar decisiones de inversión.

Este cambio representa un cambio importante en la forma en que operan las empresas, y es probable que estas tendencias perdurables continúen a medida que profundizamos en la era digital y adoptamos tecnologías industriales más eficientes. A medida que más empresas adopten prácticas sostenibles habilitadas por estas tecnologías de Industria 4.0, veremos una disminución en la contaminación global y una reducción en el impacto general de las actividades humanas en el planeta.

Artículo enviado por Community Writer

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí