Los ideales y prácticas de el movimiento de sustentabilidadse han puesto de moda en numerosas industrias en los últimos años, lo que significa que ahora es más fácil que nunca para usted crear un estilo de vida más sostenible. Desde los alimentos que consume hasta los productos de limpieza para el hogar que compra la forma en que se hace tu ropa, algunos cambios simples y bien pensados ​​pueden tener un impacto enorme (y muy positivo) en su vida y en los recursos naturales de la Tierra. ¿Listo para sumergirte? ¡Aquí hay algunas maneras de llevar un estilo de vida más sostenible!

1. Evite comprar en exceso

Cuando se trata de vivir un estilo de vida sostenible, es fácil sentirse abrumado. Hay tantas formas de incorporar la sustentabilidad en tu rutina, pero es importante recordar que no tienes que cambiar toda tu vida de una sola vez. En lugar de hacer un 180 y hacer numerosos cambios a la vez, intente un cambio de mentalidad inicial para seguir adelante. La sustentabilidad se trata de usar lo que ya se ha creado, reducir el desperdicio y conservar nuestros recursos, así que tenlo en cuenta al comprar artículos nuevos. Piense detenidamente en lo que necesita y cómo tomar decisiones sostenibles la próxima vez que compre comestibles, artículos para el hogar, ropa, plástico y más.

2. Compra ropa sostenible

Ropa sostenible

En ese sentido, tu guardarropa puede marcar una gran diferencia cuando se trata de vivir un estilo de vida sostenible. El movimiento de la moda sustentable es un esfuerzo global para hacer que la producción y venta de ropa sea menos derrochadora y más respetuosa con el medio ambiente. Muchas marcas y diseñadores también han hecho de la sostenibilidad una prioridad en los últimos años al cambiar sus elecciones textiles, procesos de fabricación y más. Algunos incluso se han fijado el objetivo de ser totalmente sostenibles para un año determinado.

A un nivel más personal, sin duda puedes hacer que la moda sostenible forme parte de tu vida cotidiana. Si decide comprar ropa nueva de una marca sostenible, asegúrese de investigar y apoyar a las marcas y diseñadores que se han tomado el tiempo para hacerlo bien. Fuera de estilos de trajes de baño sostenibles hasta zapatillas hechas de plástico reciclado, hay opciones de ropa sostenible para cada guardarropa. Además de apoyar a las marcas de ropa sostenible, ¡puedes reciclar, donar o reciclar lo que ya tienes! Piense en cómo podría mejorar un viejo par de jeans, considere donar los artículos que no usa u organice un intercambio de ropa con sus amigos para darle una segunda vida a algunas prendas.

3. Considere alternativas reutilizables

La mentalidad de «reducir, reutilizar, reciclar» es una gran parte de la sostenibilidad. No solo puede tirar artículos reciclables como latas de aluminio y botellas de vidrio en su contenedor de reciclaje, sino que también puede practicar la sostenibilidad llevando el proceso de reciclaje al siguiente nivel. Piense en lo que más recicla: ¿son latas, papel, envases de plástico u otra cosa? Vea si puede reemplazar sus artículos más reciclados con algo que sea reutilizable o sostenible a largo plazo, como una botella de agua de metal recargable, frascos de vidrio reutilizables o incluso una opción sin papel para su correo y facturas.

4. Dona lo que no uses

práctica sostenible

Si le encanta organizar espacios o simplemente tiene demasiado desorden, puede iniciar una nueva práctica sostenible regalando cualquier cosa que no usará o transportará activamente. En términos de ropa, puede donar casi cualquiera de sus artículos limpios y usados ​​en buen estado, incluidos zapatos, jeans, nunca usados Bañador de hombre, corbatas y mucho más. Comuníquese con los refugios de animales locales y las organizaciones sin fines de lucro para saber cómo puede donar toallas, mantas y sábanas adicionales a los necesitados. Enumere sus artículos de cocina, muebles y accesorios para el hogar no deseados en línea para una recolección gratuita u organice un sorteo sostenible en el porche para amigos y vecinos.

5. Apoya el comercio justo

Cuando ve una certificación de Comercio Justo en la etiqueta de un producto, o lee sobre los esfuerzos y las regulaciones de Comercio Justo de una marca, significa que el producto se elaboró ​​a través de un proceso sostenible. El comercio justo implica pagar a los trabajadores salarios justos, mantener relaciones comerciales justas y estar dispuesto a pagar más por métodos de fabricación sostenibles y ambientalmente responsables.

¡Un estilo de vida sostenible incluye educación superior! Investigue y descubra cuáles de sus marcas favoritas están en transición o ya apoyan el comercio justo.

Un nuevo estilo de vida sostenible no tiene por qué surgir de la noche a la mañana. ¿Cuántos comestibles, hogar y marcas de ropa, su vida puede beneficiarse de unos pocos pasos hacia la sostenibilidad. El paso hacia un estilo de vida más sostenible debe ser un proceso de aprendizaje que te beneficie a ti, a los demás y a la tierra. ¡Usa lo que tienes, encuentra nuevas formas de reutilizar artículos de otros y apoya el movimiento de sostenibilidad!

Artículo enviado por Community Writer

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

tres × cinco =